Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘iva cultural’

Inaceptables las «explicaciones» del Ministerio de Hacienda sobre el IVA que pasa a aplicarse a muchos sectores de la Cultura. Declaraciones como la de que el Gobierno «ha reclasificado el IVA de ciertos productos de entretenimiento como las entradas de los espectáculos (cine, teatro y otros) que pasan al tipo general del 21 %. El tipo general del IVA se aplica también en otros países del entorno como Francia, Reino Unido y Portugal» no son de recibo. De entrada porque no es cierto. El IVA aplicado a las artes plásticas en los países de nuestro entorno es menor. Adquirir un cuadro en Francia o Gran Bretaña supone pagar un impuesto reducido (creo recordar que en el segundo de esos países es del 5%).

Pero además, esa división entre entretenimiento y cultura es espeluznante. Es posible que un Gobierno acorralado a críticas desde multitud de flancos por la subida del IVA, haya recurrido al truco de la manipulación semántica. ¿Por qué no? Es lo que parece estar haciendo, en la estela de lo que ya hicieron los gobiernos de Rodríguez Zapatero. Casi todo lo malo se pega con rapidez.

Y además, el recurrir a esa dicotomía falsa cultura-entretenimiento no sale del aire. Llevamos un tiempo oyen y leyendo acerca de que «la cultura no es entretenimiento», «no hay que confundir cultura con entretenimiento» y expresiones por el estilo. Y si eso empezó como la reflexión sincera de ciertos intelectos cultivados, pronto se extendió y se convirtió en la tapadera de «quítale la subvención a otros sectores, pero al mío no».

Así que ahora al Gobierno le ha sido fácil recurrir a ese mantra. Solo ha necesitado darle la vuelta para apuntar con él contra los mismos que lo enarbolaban.

Esa distinción desde el Ministerio entre cultura y entretenimiento es tremenda e inaceptable, y lo es por dos razones fundamentales.

La primera porque el área administrativa Cultura se dedica a regular, ordenar, etc., todos aquellos segmentos englobados bajo la misma. Así de sencillo. De hecho, puede variar. Espectáculos Taurinos estaba hasta hace menos de un año en Interior, no en Cultura. Y Prensa bien podría estar fuera de Cultura.

Que ahora un Gobierno establezca esa división y grave a unos segmentos o actividades con un IVA y a otros les mantenga con el reducido o superreducido crea una especie de «cultura vip» y «cultura turista». Y eso no puede ser. Si uno pretende imponer distintos impuestos a diferentes sectores, no debe recurrir a argumentos como esos.

Entre otras cosas porque, aunque es cierto que cultura no equivale a entretenimiento, la cultura sí puede ser entretenimiento y viceversa. Es como decir que el ser humano es algo más que materia orgánica. Es cierto. Pero también lo es que sí es materia orgánica. La dicotomía en sí es absurda. No son términos iguales pero tampoco lo son antagónicos.

La segunda razón es algo que a mí, en particular, me resulta espeluznante. Parece que el PP –que siempre han sido un poco los japoneses (los de antes) de la política española, en el sentido de su capacidad de hacer copias baratas pero eficaces de propuestas ajenas- no solo han clonado esta legislatura las tácticas de manipulación del lenguaje del PSOE. También ese sentido de superioridad, de pastores intelectuales de la ciudadanía. Porque esa división entre cultura y entretenimiento implica el considerarse con la capacidad y la potestad de decidir qué es cultura y qué es solo simple evasión. Y eso es terrible.

Eso sí, no debe de asombrarnos que unos y otros consideren antagónicos cultura y entretenimiento. Eso quiere decir que consideran que cultura es sinónimo de aburrimiento. Lógico. Es congruente con nuestra historia de siglos. No por nada en El nombre de la Rosa, el enloquecido religioso que trataba de destruir el libro de Aristóteles sobre la Risa –considerando que la risa y el esparcimiento eran malos para el espíritu humano- era español. Y así seguimos muy en el fondo: considerando que la diversión es de baja estofa, que la cultura ha de ser engolada y pomposa.

Y así nos va.

Anuncios

Read Full Post »

Dicen que este Gobierno no podía hacerlo peor en lo referente a la Cultura. No exageremos. Siempre se puede hacer peor. Así que no mentemos a la bicha, no sea que esto todavía empeore y vamos a decir que su actitud y actuación es tan solo nefasta. Esa subida del IVA del 8 al 18% (si duda forzada por Hacienda y contra la voluntad de la Secretaría de Estado de Cultura) no es que ponga al borde del abismo a sectores enteros, es que los lanza a él de cabeza. Artes Plásticas, Artes Escénicas y Musicales. Cine, Libro electrónico… Solo ayer se publicaba que un informe de PWC cifra en un 21% las salas de exhibición que cerrarán por culpa de tal medida. Aquí pueden ver algunas cifras de lo que puede suponer esto y resulta acongojante. VER

En fin. Al menos se presenta al Gobierno una oportunidad de hacer las cosas bien y no hacerlas mal (y de paso a los partidos de la oposición). Se ha publicado por fin una propuesta de Directiva sobre propiedad intelectual para su estudio, debate y aprobación en el Parlamento Europeo. Esta propuesta no es ninguna «idea genial» sino el fruto de más de diez años de trabajo, mucha labor de análisis y una cantidad ingente de entrevistas y consultas. Podrá gustar o no, pero trabajo tiene detrás.

Habrá que leerla con calma y, sobre todo, consultar con los juristas que de verdad saben de esto. Pero en esencia parece encaminarse a buscar una mayor transparencia y flexibilidad en el tema de las Sociedades de Gestión de Derechos Colectivos y a una también mayor flexibilidad en el tema de las licencias, para dinamizar el mercado. Eso dicho a vuelapluma, porque es un documento de medio centenar de páginas. Pueden consultarlo AQUÍ .

Por otra parte el Gobierno había anunciado que se promulgaría una nueva ley de la Propiedad Intelectual en el último cuatrimestre del año. Eso siempre tiene algo de carcasa vacía, justo porque en el tema de la Propiedad Intelectual los Estados de la Unión están -por fortuna- muy constreñidos por las directivas europeas. Eso pone el tema bastante a salvo de los grandes predadores en cuestiones como estas: los lobbies por un lado y los demagogos ávidos de notoriedad por el otro. Lo cual no quiere decir que una nueva ley tenga por qué ser mala: aunque lo sustancial no se pueda tocar, siempre se puede y debe ajustar para beneficio de los interesados y de la sociedad en general.

Ahora lo que el Gobierno sabrá es cuánta prisa corre una nueva Ley. Los trámites en la Unión Europeo son lentos y a esta propuesta le queda todavía para ser Directiva. Y en el camino puede sufrir grandes modificaciones. A no ser que sea de verdad urgente, tal vez convendría esperar. De lo contrario, luego habría que adaptar la ley a la nueva directiva. ¿No sería mejor aguardar, si es urgente modificar algo en la actual y luego promulgar una nueva? Parece mejor parchear lo viejo que fabricar algo nuevo pero condenado justo a ese parcheo.

Es una opinión. Como siempre les digo, en esto hay que dejar hablar a los juristas que trabajan la Propiedad Intelectual. Es un tema muy complejo. De hecho es lo que voy a hacer, preguntar a personas cualificadas. Esto que dejo aquí por tanto es solo una opinión. Si cambio de forma de pensar (que no sería la primera vez) aquí mismo lo contaré.

Read Full Post »